El Reto del Bardo

Este blog es un lugar para dar a conocer pequeños detalles de la Historia, englobando campos muy diversos, pero a la vez relacionados entre sí.Exponer de acuerdo con determinados principios y métodos, los acontecimientos y hechos que pertenecen al tiempo pasado.

miércoles, 3 de enero de 2018

"Hombres de Behetría o Benefractría"

Entre inicios del siglo X y el siglo XI, los reinos y condados del norte de la Península Ibérica avanzan en la transformación de la franja fronteriza y en un conjunto de cambios internos de la sociedad, que propiciaran el poder de la nobleza y consolidación de la Iglesia, y condicionaran la autoridad de los monarcas además del asentamiento del feudalismo. Es el inicio de la “Reconquista” y la Repoblación.

Reconquista 


La repoblación de la Extremadura del Duero está condicionada por la presencia en esta zona de una importante masa poblacional. Gran parte de ella es autóctona, de origen prerromano, romano, visigodo e incluso árabe o bereber. Pero otra gran parte se ha ido instalando en estas zonas al sur del Duero (durante el siglo X y primera mitad del siglo XI) constituyendo comunidades que tienen una vinculación débil con el reino castellano-leonés y que presenta diferencias con las comunidades del norte del Duero por su forma de vida y por su organización interna. Será en esa población donde se fundamente la base de la labor repobladora de Alfonso VI y la que en gran medida propicia la acción político-militar contra el Al-Andalus.

martes, 9 de mayo de 2017

Unidad Teórica y Diversidad Política en la Península Ibérica tras el reinado de Alfonso III el Magno.

España es una palabra romance que proviene de la palabra latina Hispania, como llamaban los romanos a la Península Ibérica. Como bien demostró el historiador José A. Maravall en el “Concepto de España en la Edad Media”, en las crónicas de la época cuando hacen referencias a “Reges Hispaniae” o “Reges Hispanicia”, es debido a una fórmula utilizada con un valor geográfico, así dice:

“Debemos comprender la complejidad de este momento, en que se presenta una unidad que no se funda, sino que se alcanza, como algo que existe previamente, y después, una unidad que no se destruye, sino que se fragmenta, esa es la visión medieval de nuestra Historia.”



miércoles, 19 de abril de 2017

¿Qué debe Europa a Carlos I de España y V de Alemania?

Hace casi  más de cuarenta años surgió una polémica sobre la idea imperial de Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Gérmanico, en la que los grandes especialistas en la materia (Karl Brandi y Perter Rassow) pugnarón con la figura hispana de don Ramón Menéndez Pidal. Se trataba de aclarar quién había sido el mentor ideológico de Carlos V; entre las figuras de las que se hablaba  se mencionaron a Gattinara, político piamontés al servicio de Margarita de Austria, que después pasaría a ser el canciller del Imperio. Mientras que Menéndez Pidal habla de la influencia de los RR.CC (Reyes Católicos). Dicha disputa también fue reabierta por historiadores como Ballesteros Beretta y Maravall.




viernes, 14 de abril de 2017

El origen del Condado de Castilla.

El proceso de la Repoblación dentro de la Historia Medieval de España es de gran importancia. Este momento que comprende los siglos VIII-XI será cuando aparezcan los reinos medievales que conformarán la historia medieval y la actual configuración administrativa y política de España y Portugal.

Capitel de Miranda de Ebro, escudo de Castilla

lunes, 13 de febrero de 2017

¿Cómo influyó el "Desastre de Annual" en la crisis del reinado de Alfonso XIII?

Los años previos a la I Guerra Mundial se sucedieron una serie de “crisis internacionales” en un momento en el que el Nacionalismo tornaba a los estados deseosos del  prestigio que se precipitaban hacia una carrera de armamento,  llamada la Paz Armada. Dichas crisis fueron “conflictos  locales” pero su importancia radicó en que se produjeron en un contexto delicado, con nacionalismos exacerbados, debido al Imperialismo, y las potencias alineadas en dos bloques.

La Legión en Marruecos

El "Pacto de Unión"; la fallida unificación de los Reinos Cristianos Peninsulares.


Alfonso VI reunió la Curia plena en Toledo en el verano de 1108, tras la derrota de Uclés. No existía la menor duda acerca del derecho sucesorio que recaía en la infanta Urraca, debido al estado de salud del rey. Doña Urraca de León era hija legítima del rey, además de viuda y madre de un niño de cuatro años, habido en su primer matrimonio con Raimundo de Borgoña. Se necesitaba un marido que, con pleno derecho, ejerciese las funciones inherentes a la soberanía y a la tutela.  Según Ramos Loscertales, en el relato de la “Crónica De rebus Hispaniae” se desprende la idea de que fue el propio Alfonso VI fue quien sugirió  la candidatura del rey aragonés, Alfonso I, que tantos elogios merecía por parte del conde Ansúrez, presente en la Curia. Otras hipótesis hablan que el matrimonio entre Urraca I de  León, Galicia  y Castilla,   y Alfonso I de Aragón, fue concebido dentro del contexto de idea del Imperio Hispánico, pues Alfonso VI obtuvo en 1077 el título de Imperator totius Hispaniae  ('Emperador de toda España').

Este proyecto de unificación, denominado  “PACTO DE UNIÓN”, que consistía en trasmitir a Alfonso I el Batallador, con la prerrogativa imperial que tuviese su suegro, la potestad real en Castilla y León chocaría con una fuerte oposición entre la alta nobleza castellana y gallega. En la Crónica del “Anónimo de Sahagún”, escrito varios años después del suceso, se calificaría dicho matrimonio de “maldito y excomulgado ayuntamiento hecho para daño de España”.

En el fracaso del proyecto influyeron muchas y diversas causas, entre ellas se destaca la oposición de los caracteres opuestos de ambos cónyuges; los intereses materiales de los nobles, sobre todo  los del conde de Traba y el arzobispo Gelmírez; y asuntos eclesiásticos en los que se insinuaba que dicho matrimonio podría ser ilegítimo a causa del parentesco (por intervención del arzobispo de Toledo).

La Península Ibérica en el reinado de Alfonso VI.

lunes, 15 de agosto de 2016

El Ejército Romano en la Organización Territorial de Hispania (desde la conquista hasta el siglo III d. C.) Segunda Parte.

La presencia de los asentamientos militares marca la progresiva romanización que sufren los indígenas. Su presencia o ausencia se convierte en guía del grado de desarrollo alcanzado, es decir, aquellas regiones donde el modelo urbano estaba desarrollado e integrado carecerán de guarniciones militares, como sucede en la Bética. La Lusitania presenta claras diferencias entre su parte meridional, con la presencia de colonia y municipios, y la parte norte, donde el desarrollo urbano y administrativo era más bajo. La Tarraconense muestra una clara progresión en un eje que va de oeste a este, desde la conquista del alto valle del Ebro y la zona de los Pirineos.